Cómo hizo Jennifer Lopez para que Ben Affleck vuelva a ser un galán cotizado en Hollywood

El actor ganador del Oscar se muestra inseparable de su popular novia, con quien ha recuperado la felicidad y el glamour de una estrella de cine

Atrás quedó un desprolijo y desganado Ben Affleck de los últimos años, que fruncía el ceño más que sonreía y gritaba a los fotógrafos que lo dejaran en paz. Este Ben es relajado elegante. Una vez más es el galán de Hollywood apuesto y rudo que conquistó al público en los ‘90. Este gran regreso lo consiguió gracias a la ayuda de su novia, la mismísima Jennifer Lopez.

En la proyección de su nueva película, “The Last Duel”, en el Festival de Cine de Venecia, todos los ojos estuvieron puesto en él porque fue su primera aparición con JLo en la alfombra roja desde que retomaron su romance tras 17 años separados.

Y cuando Ben salió del coche junto a JLo, muy sexy con un vestido de la firma Georges Hobeika y enormes diamantes Cartier, hubo una especie de silencio en todo el mundo. La forma en que se reían, se tocaban y y se miraban a los ojos fue algo magnético.

Incluso Gwyneth Paltrow, ex de Ben, sintió la necesidad de comentar las imágenes de la pareja que fueron furor. “Esto es lindo”, escribió la ganadora del Oscar.

Y la magia entre ellos continuó unos días después en la Met Gala en Nueva York. JLo se mostró sola en la alfombra roja con un sexy atuendo de vaquera de Ralph Lauren, pero Ben estaba esperándola con un elegante esmoquin negro de la misma firma. Y para darles el gusto a los fotógrafos compartieron un beso con sus mascarillas puestas. Las acciones de Ben y su lenguaje corporal lo dicen todo: ha perdido su corazón por JLo. Nunca ha estado más feliz.

La atención de los medios es una de las principales razones por las que él y JLo no celebraron su boda de 2003. Un año más tarde, Bennifer ya no existía más. Hasta febrero, cuando él le escribió un correo electrónico a Jen diciéndole lo hermosa que se veía mientras filmaba la película “Shotgun Wedding” en República Dominicana en plena crisis con Alex Rodríguez.

En abril la pareja ya se encontraba en secreto en la mansión de JLo en Los Ángeles y luego confirmaba su romance durante una escapada romántica a una estación de esquí en Montana. En julio, Ben palmeando el trasero de Jennifer en un yate en St Tropez, en la Riviera francesa, recreó una escena del video musical “Jenny from the Block” en 2002.

Según informaron fuentes cercanas a Ben y Jennifer para la revista Us Weekly esta semana, la “Diva del Bronx” busca proteger su fortuna a toda costa y firmar un acuerdo prenupcial antes de dar el gran paso.

De acuerdo a la citada publicación, el director quiere proponerle matrimonio a su novia, pero ella no dirá que sí hasta que su fortuna esté protegida. “Quiere resolver esto”, afirmó el informante a la publicación.

La fuente agregó que el ganador del Oscar, de 49 años, también está consultando a su equipo legal: “Ben no va a pedir nada que no sea suyo, pero tampoco va a ceder sus derechos sobre inversiones que probablemente hagan juntos”.

“Es muy bueno para ellos estar enamorados, pero ambos necesitan proteger sus considerables fortunas. Cuanto antes se haga esto, podrán dar el siguiente paso. Nadie duda de que estarán comprometidos en un futuro próximo “, agregó el informante a Us Weekly.

La estrella latina está locamente enamorada de Ben, pero ella y el actor están esperando hasta que sus abogados finalicen un acuerdo prenupcial antes de dar el siguiente paso, y no ha sido fácil. “Es un proceso complicado y está resultando un poco estresante. La conclusión es que Jennifer vale más que Ben, por lo que es obvio que quiere proteger sus finanzas e inversiones”, sostuvo la fuente.

Se estima que el patrimonio neto de la cantante de 52 años ronda los USD 400 millones, mientras que el de Affleck es de USD 150 millones.

Mientras llegan a un acuerdo en torno al asunto del prenupcial, la pareja ya está preparando su mudanza juntos, ya que recientemente fueron vistos visitando mansiones a la venta en Los Ángeles.

Los amigos de la pareja dicen que hablando seriamente de casarse. “Van a terapia de pareja”, dijo una fuente a la revista You. “Quieren evitar las trampas que los acosaron antes. Sus sesiones de terapia se basan en soluciones, no en debates pesados o intensos“.

Otra fuente dijo que Jen está decidida a asegurarse de que su relación con Ben no vuelva a fallar.

En una entrevista reciente con Apple Music, JLo dijo que está pasando el mejor momento. “Amo mi vida ahora mismo. Amo lo que estoy haciendo, amo dónde estoy. Y ese tipo de alegría, ese tipo de felicidad, ese tipo de amor me inspira“.

Según los informes, la pareja- apodada Bennifer- está considerando volver a trabajar junta, pero será muy selectiva con el proyecto después de su tan ridiculizada película “Gigli“ de 2003.

“Son inseparables en este momento”, dijo un informante. “Si no filman una película juntos, quieren turnarse para trabajar para estar cerca”. Según los informes, los estudios de Hollywood están ansiosos por que los novios vuelvan a la pantalla grande.

“Quieren hacer una película como los modernos Richard Burton y Elizabeth Taylor. Pero solo lo harán si se les convence el guion. Definitivamente no quieren otra ‘Gigli’, esa película fue una gran vergüenza”, añadieron fuentes a la publicación.

Lo más importante es que Ben parece haberse despedido de los demonios del alcohol que lo han acosado durante tanto tiempo y que fueron, según sus propias palabras, la razón por la que fracasó su matrimonio con Jennifer Garner, la madre de sus tres hijos.

“El mayor arrepentimiento de mi vida es este divorcio”, le dijo al New York Times el año pasado. “La vergüenza es tóxica, es vivir en un horrible sentimiento de baja autoestima y autodesprecio. No es particularmente saludable para mí obsesionarme con los fracasos, las recaídas y castigarme. He cometido errores, he hecho cosas de las que me arrepiento. Pero tienes que levantarte, aprender de ello y tratar de seguir adelante“.

Y seguir adelante es exactamente lo que está haciendo ahora, con una mujer que parece haber hecho desaparecer los días oscuros en su vida. JLo incluso armó todo una estructura para él: nada de alcohol, buena alimentación y mucho ejercicio.

 

Titicupon