El auge del podcast, contenidos de audio a demanda que configuran otro presente radial

La posibilidad de acceder a documentales, ficciones y conversaciones sobre temáticas cada vez más específicas sin necesidad de mirar una pantalla, es una las grandes promesas de estos contenidos de audio que buscan cautivar a los usuarios locales.

La posibilidad de acceder a documentales, ficciones y conversaciones sobre temáticas cada vez más específicas sin necesidad de mirar una pantalla, es una las grandes promesas de los podcast, contenidos de audio on demand que a 100 años del aniversario de la radio argentina buscan cautivar con más y mejores propuestas a los usuarios locales.

Mientras la oferta audiovisual continúa creciendo a escalas inabarcables para usuarios cada vez más hiperconectados a las pantallas, la posibilidad de oír (y no mirar) se convirtió en un bálsamo.

Al respecto, Agustín Espada, magister en industrias culturales y becario doctoral del Conicet aseguró a Télam que “no hay números que reflejen que estamos usando menos el celular o estamos mirando menos series sino todo lo contrario, pero sí me parece que las empresas y las plataformas se están dando cuenta que nuestro tiempo de atención audiovisual encuentra ciertos límites y en esos momentos donde no podemos mirar cosas y el texto y el video no pueden meterse, el audio sí”.

En ese contexto de contenido que empieza a migrar hacia un soporte que parecía olvidado, Espada resaltó que “radio y podcast son dos formatos distintos de distribución de contenidos radiofónicos pero mientras la primera establece una relación simétrica entre tiempo de escucha y de emisión, el podcast tiene que ver con los tiempos de la cultura a demanda, a la carta, en la que uno lo escucha cuando quiere donde quiere por donde quiere”.

Técnicamente, explicó, “un podcast es un archivo de audio digital que se sube a Internet y se puede escuchar a demanda; eso engloba desde la lectura de sus cuentos que hace Hernán Casciari hasta el audio del editorial de Carlos Pagni que publica el diario La Nación”.

Aquel universo heterogéneo hecho de ficciones, documentales, investigaciones periodísticas y charlas, es bastante reciente en nuestro país. Según la Encuesta sobre Consumo en Argentina 2020 realizada por la comunidad de hosts y productores de Podcast en Argentina, Drop the Mic, el 27,3% comenzó a escuchar podcast en 2019 y el 24.5 en 2018.

Sueño con fondos de fomento para producir podcast para generar una industria más profesionalizada, más justa y mejor remunerada Florencia Flores Ibarra- Furor(A)”

Según Spotify, la plataforma favorita de escucha de estos contenidos en nuestro país -cuyo catálogo supera los 1.5 millones de podcasts-, el 21% de sus usuarios activos mensuales a nivel global disfrutan del contenido de podcasts y en Argentina los más escuchados de nuestro país son “Entiende tu mente” (de psicología que explica el funcionamiento de la mente en 20 minutos) “Concha Podcast” (diálogos entre tres mujeres que invitan a pensar sobre el deseo y el placer) y “Palabra Plena, con Gabriel Rolón” (de Infobae).

“Argentina está despegando, estamos en una etapa promedio de conocer qué es un podcast, de audiencias que pueden llegar a encontrarse por primera vez con la palabra y otras pueden tener su primer contacto con uno”, relevó Espada, quien aseguró que todavía el “85% de la producción local tiene que ver con el tradicional programa de radio amateur que antes alquilaba una hora de estudio semanal y ahora se hace un podcast”.

A nivel público, actualmente Radio Nacional posee 63 podcast subidos de los cuales 38 se encuentran activos que cuentan con alrededor de 300 mil descargas mensuales entre todas las plataformas.

Según Martín Giménez, su gerente artístico, los más escuchados son “Historias de Nuestra Historia” (de Felipe Pigna, en el puesto 6 de los más escuchados en Argentina según Spotify) “Lo Intempestivo”, “Cuentos de Medianoche”, “Vidas Prestadas”, “Las dos carátulas” (obras de teatro argentina o universal dirigida por Nora Massi, muy escuchada en Colombia, Chile y México), y “Dos gardenias.

“Por el momento la mayoría siguen el formato de radio on demand, es decir recortes de los mejores momentos de los programas que se emiten en algunas de nuestras emisoras, pero nos permiten llegar a un público que esquiva el dial: El 57% de los consumidores de podcasts en español no sintoniza la radio, ya sea porque nunca la escucha o porque solo hace a través del contenido que las emisoras suben a internet”, advirtió.

En Argentina, tal vez uno de los hitos dentro de la industria haya sido en 2014 la presentación en sociedad de Posta, la primera productora del sector comandada por Luciano Banchero y Diego Dell’ Agostino que seis años después cuenta con más de 75 podcast entre los propios y los que hacen con otras marcas o medios.

“Lo pensamos no solo como alternativa a la radio sino como contenido para consumir, entretenerse, informarse, entre la oferta cada vez más grande que tienen las audiencias”, dijo Banchero a Télam quien agregó que son “una alternativa a la radio pero también a las series”.

Sus creaciones, entre las que se encuentran “Porro”, “Acabar”, “Nosotros que nos queremos tanto” y “Hoy trasnoche” acercaron a “un público centennial viejo o millennial joven entre los 20 y los 35” y que si bien las audiencias varían, un podcast promedio de Posta varía entre las decenas de miles de reproducciones por capítulo: “a veces son 10 mil y otras 50 mil”.

Por eso advierte: “Ya salimos de la instancia anterior del podcast que era un blog hablado o cosas grabadas y se fue profesionalizando cada vez más, cada vez hay más alternativas súper sólidas. Porque para instalarse no sólo tiene que sonar bien, tiene que sonar distinto”.

“Como las mujeres faltamos en los medios, decidimos hacer el nuestro”, sintetizó Josefina Avale sobre el puntapié que dio vida a Furor, un colectivo de comunicadoras que crearon su propia productora de podcast y que ya tiene más de 200 mil escuchas.

“Y además es momento de erradicar que la gente quiere consumir cosas improvisadas -agregó Florencia Flores Ibarra, su compañera- nosotras tenemos contenidos propios y otros asociados a clientes específicos y nuestro primer gran proyecto fue ´Peripatéticas”´que se logró a través de Ideame y nos permitió darnos cuenta que se puede vivir de esto”.

“Hacemos de todo -aclaró Avale- pero hay algunas temáticas que no vas a escuchar jamás en ninguna otra radio: en octubre vamos a sacar ´Lo que quieren las pibas´, un docu-podcast sobre la desaparición de las pibas en el Bajo Flores y por los 100 años de la radio sacamos una producción sobre la violencia que sufrimos periodistas, locutoras, productoras, en ese medio”.

Sobre el futuro del formato, Flores Ibarra fue concreta: “Sueño con fondos de fomento para producir podcast para generar una industria más profesionalizada, más justa y mejor remunerada”.

Titicupon