Por qué la tecnología que ayudó a Val Kilmer a recuperar su voz puede representar una amenaza

La gran estrella de Hollywood en la década de los 80 y 90 batalló contra un cáncer de garganta que lo dejó prácticamente sin habla.

Todo comenzó una noche de 2014, luego de que Val Kilmer despertara rodeado de sangre y con un “nudo en la garganta” en su casa de Los Ángeles. Una vez hechos los estudios correspondientes quedó claro que el margen para la acción era acotado: el cáncer ya se encontraba en una etapa avanzada. En 2015 se sometió a una traqueotomía. Su vida había cambiado para siempre.

Esta traqueotomía -que lo salvó- hizo que perdiera su voz natural y terminó de hundirlo en su carrera artística. Luego de la intervención, el tono del actor no solo se volvió irreconocible sino que también se hizo difícil de comprender para quienes lo escuchaban. Justo él, que vivía de ese don natural que lo hizo famoso al interpretar a cientos de personajes a lo largo de su trayectoria.

“Mi voz tal como la conocía me fue arrebatada. Las personas que me rodean luchan por entenderme cuando hablo”, dijo la semana pasada el actor que interpretó a Batman en 1995.

Sin embargo, cinco años después de la cirugía, el entorno del artista se contactó con la empresa inglesa Sonantic -que se dedica a clonar voces de actores- para que restauren digitalmente su voz original y le permitan volver a comunicarse con normalidad.

El proyecto comenzó en diciembre de 2020, luego de que Kilmer terminara de filmar “Val”, un documental autobiográfico que trata su carrera en Hollywood y su batalla contra el cáncer. “El equipo de Val quería que le devolviéramos su voz para que pudiera seguir creando, y eso es lo que hicimos” dijo Zeena Qureshi, CEO y cofundador de Sonantic.

La compañía creó 40 versiones distintas de la voz de Kilmer y luego seleccionó la que capturaba de la mejor manera sus expresiones y modos. El resultado es un programa de conversión de texto a voz que, según Sonantic, puede imitar a la perfección los niveles de proyección y la emoción de Kilmer. Los resultados obtenidos por el software de la empresa dejaron más que conforme al actor, que a través de un comunicado afirmó que Sonantic “restauró magistralmente mi voz de una manera que nunca imaginé que fuera posible”.

Sin embargo, el continuo perfeccionamiento de estos softwares de clonación de voz genera preocupaciones tanto éticas como legales; y en un escenario en el que las fake news se difunden de manera cotidiana puede generar muchos problemas, de acuerdo al artículo del diario The Washington Post. Esta tecnología ya fue utilizada en reiteradas ocasiones para hacer videos de políticos como Donald Trump o Barack Obama, entre otros, en los que aparecen diciendo cosas que nunca dijeron.

El hecho de que estas voces autogeneradas se vuelvan cada vez más realistas y de que se dificulte cada vez más la diferenciación entre la voz de un software y la voz humana aumenta las posibilidades de que una noticia falsa se difunda a través de un grupo de personas mas amplio y disminuye la probabilidad de que se la identifique como tal.

(Con información de The Washington Post y archivo).-

Titicupon